En Japón a los clientes se les llama “Okyaku sama” (literalmente significa D./Dña. Cliente)
Tal y como pueden intuir del vocablo, en Japón, siempre se trata a los clientes, en cualquier establecimiento de venta al público, con mucho respeto,
como si fueran los reyes e incluso el empleado se rebaja a sí mismo para dar más importancia al verdadero protagonista que es el “cliente que paga”.

Este tipo de trato se da con total independencia del tipo de tienda y del precio pagado por el cliente.
Por ejemplo, si en un supermercado de Japón compramos una bebida con un precio inferior a 1 € el cajero nos saludará con una sonrisa y con la palabra “Irassayimase” (Bienvenido/a), nos dará el cambio del dinero con ambas manos, con mucho respeto y finalmente nos despedirá
con la frase “Arigatou gozaimashita” (Muchas gracias) e incluso en muchas ocasiones inclinándose (en Japón a esto se le denomina “Ojigi” y es una forma de saludarse con respeto).

↓ Hay varias maneras de inclinarse depende del tipo de cliente. Y cada inclinación tiene unas normas como donde mirar y cuantos segundos tiene que estar de esta posición.

imag02

En Japón nunca he visto en ningún lugar a un empleado con mal humor, que no salude o que te dé el cambio como arrojándolo con muy poca delicadeza…
( ¿ A alguien le suena esto en algún supermercado por aqui… ?)

El otro día acompañé a una pareja japonesa, que estaba de luna de miel en Barcelona, a un supermercado de la ciudad condal y se quedaron perplejos porque la dependienta mientras trabajaba comía una pasta (era la hora de desayunar…) La pareja japonesa hizo una foto de tal situación porque era algo que no podían entender ni imaginar… Me preguntaron muy sorprendidos “¿ Es eso normal en España ?” y yo me quedé sin palabras…

Los japoneses están acostumbrados al trato respetuoso y educado, por lo que cuando viajan al extranjero esperan la misma atención y nivel de servicio en restaurantes, tiendas y hoteles alrededor del mundo.

Al mismo tiempo, también entienden que no pueden recibir el mismo nivel de servicio y atención fuera de Japón pero por ese mismo motivo cuando reciben un trato amable se convierten en grandes “fans” de ese establecimiento y empiezan a hablar bien del sitio en el que han estado creando de
ese modo un “Buzz (boca a oreja) marketing positivo”.

Esta pareja japonesa me ha comentado que una de las cosas que más les ha gustado de Barcelona ha sido el “trato humano y la sinceridad”.(Ya que en Roma ha habido un gran escándalo porque estafaron a dos turistas japoneses…)

No hace falta que aprendamos a inclinarnos como los japoneses pero deberíamos mentalizarnos y prepararnos más para saber el trato exquisito que esperan los japoneses y hacer también un esfuerzo para acercarse a ellos, porque de ese modo se pueden conseguir “fans japoneses” pues hay muy pocos lugares en España que proporcionan este nivel de servicio a los turistas japoneses.